Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

IDENTIDAD CIENCIAS

IDENTIDAD CIENCIAS

Facultad de Ciencias - 1965

Según quedó esbozado en los antecedentes de la Facultad de Ciencias, entre 1964 y 1966 se realizó la Reforma Patiño, cuya consigna fue "Integración para el desarrollo". Esta integración académica tenía como objetivo una "Universidad nueva frente a una Universidad arcaica", con una nueva organización pues en el momento de la reforma, la Universidad contaba con 27 facultades y 32 carreras, casi una facultad por carrera.

Uno de los objetivos de la reforma fue transformar esta situación de "federación de facultades" ya que, según los reformadores, era ineficiente en cuanto al uso de recursos y a su proyecto académico. Solamente estaba orientada a producir profesionales que entraran inmediatamente en el mundo laboral, es decir una Universidad profesionalista sin interés ni estructura adecuada para producir conocimiento. La transformación debía conducir a un número reducido de facultades dentro de un nuevo concepto de facultad. Estas deberían ser grandes unidades académicas y administrativas constituidas por varios departamentos con cierta afinidad. Los departamentos constituirían las unidades primarias fundamentales para el desarrollo de la docencia y la investigación en un campo amplio del saber.

Dentro de estos lineamientos se va a perfilando la nueva Facultad de Ciencias, con una clara orientación investigativa y profesional, más allá de lo que se podía prever desde la perspectiva del informe Atcon y de la idea inicial del rector Patiño, muy cercana a la de dicho informe. Como quedó relatado en los antecedentes, según el ex rector Ramírez Montúfar, para acceder a los préstamos del BID y llevar a cabo el plan de desarrollo 1963-1968, era necesario que la Universidad estructurara la Oficina de Planeación y que se organizarán las facultades de Ciencias Naturales, Ciencias Humanas y Artes para implementar los estudios generales según el modelo estadounidense. Después de empezar a funcionar la Oficina de Planeación solo faltaba integras las facultades, y así se hizo, solo que, en el caso de la Facultad de Ciencias, no sólo fue orientada a prestar servicios docentes a los primeros años de todas las facultades profesionales dentro del espíritu de los Estudios Generales, sino a ser el fundamento de la docencia y la investigación disciplinar e interdisciplinar de alto nivel en ciencias básicas.

De 1965 a 1970 se dio la etapa de ajuste y puesta en funcionamiento de todos los componentes administrativos y académicos de la Facultad. Se proponen y se modifican planes de estudio para las carreras, se pone en funcionamiento el Comité de Directores de Departamento como ente asesor del decano, aparecen los directores de carrera y los correspondientes comités asesores de carrera, se incrementa notablemente el número de profesores de tiempo completo, aparece la dedicación exclusiva y se inicia, como política, la salida de profesores a realizar estudios de posgrado en otros países, en especial de doctorado.

La década del setenta es la etapa de la fundación de las maestrías en la Facultad. Durante los primeros años se fundaron las maestrías en Física, Matemáticas y Química; posteriormente las de Farmacología, Estadística, Sistemática, Bioquímica y Biología Marina. Como queda relatado en los capítulos correspondientes a cada uno de los departamentos, en esta época se sientan las bases de los grupos de investigación, pues se contó con fuentes de financiación y convenio (BID, OEA, Colciencias, PUD, etc.) que permitieron el desarrollo de una infraestructura básica y la formación en el nivel de maestría doctorado en el exterior de un buen número de profesores de la Facultad, que regresaron a apoyar estos programas.

La fuerte tendencia hacia la formación de posgrado como fundamento para la construcción de la investigación en la Facultad de Ciencias se percibe claramente en el siguiente fragmento testimonial del doctor Jaime Rodríguez Lara, decano de la Facultad desde julio de 1977 hasta agosto de 1978, fecha en el cual fue nombrado vicerrector:

Anuario UN - 1939

Departamento de Biología

La creación del Departamento de Biología de la Universidad Nacional de Colombia fue un proceso de gestación complejo que se remonta a 1960 y que culmina en 1971. Tuvo su origen en la carrera de Ciencias Naturales, creada en 1959, en el Instituto del mismo nombre. Su entonces director, doctor José Pablo Leyva, estableció internamente un Departamento de Biología en el Instituto, con el fin de que atendiera la docencia de la recién creada carrera de Ciencias Naturales.

En 1960 el rector Mario Laserna Pinzón propuso que se dictara un curso de biología en la Universidad y designó como coordinador el mismo a Roberto Galán Ponce de la Universidad de los Andes; como catedráticos intervinieron los profesores Federico von Medem, Jesús Hidrobo, Toribio Flórez, José Luis Galvis y Luis Eduardo Mora Osejo, adscritos a la Facultad de Medicina, a la Facultad de Farmacia y al Instituto de Ciencias Naturales, respectivamente. El curso de biología fue tomado por estudiantes de varias carreras y facultades entre otras Ciencias Naturales, Agronomía, Veterinaria, Sicología, Geología y Ciencias de la Educación.

Según el Acuerdo 48 del Consejo Académico, del 2 de julio de 1963 se suprimió la carrera de Ciencias Naturales y se trasladó el Departamento de Biología a la Facultad de Medicina; esta medida sólo estuvo vigente hasta abril de 1965, cuando se estableció la Facultad de Ciencias. Desde entonces, según el Acuerdo 61 del CSU del 26 de marzo de 1965, que complementó y adicionó al Acuerdo 47 de 1964, permitiendo organizar y estructurar la Facultad, el ICN estuvo adscrito al Departamento de Biología. La figura creada fue Departamento de Biología (ICN) con las siguientes secciones: botánica, zoología, biología general y microbiología; su primer director fue Luis Eduardo Mora Osejo.

Este largo proceso, que ocurrió entre 1960 y 1971, fue muy importante en la gestación y construcción del Departamento de Biología. Sin embargo, el hecho de originarse en el ICN marcó su perfil inicial y se vio reflejado en la carrera de Biología, cuyo origen fue la carrera de Ciencias Naturales, donde el mayor énfasis se hacía en las áreas de la taxonomía y sistemática botánica y zoológica.

El Departamento de Biología y la carrera de Biología de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia fueron los primeros que se establecieron en el país en esta área. El Departamento nació al tiempo que se llevaba a cabo la estructuración de la Facultad de Ciencias, lo cual permitió que se contara con el apoyo financiero y logístico completo de la Facultad y del grupo de planeación de la Universidad, asesorado por el doctor José Félix Patiño, rector en ese momento, que como médico era muy consciente de la importancia de la Biología en la formación científica y profesional de las nuevas generaciones de colombianos que accedieran a ella. 

Como consecuencia de las numerosas e importantes contribuciones de tipo científico y académico de las diversas disciplinas a que pertenecían los profesores fundadores y los que se vincularon posteriormente, el Departamento se enriqueció notablemente logrando armonizar estos saberes en beneficio de su estructura investigativa y curricular, lo cual se reflejó directamente en sus estudiantes. Como se analizará más adelante, dieron origen a varios proyectos, líneas de investigación y de docencia.

Departamento de Estadística

En el año 1958, se creo la primera carrera de Estadística en el país y se podía obtener el título de estadístico administrativo. Mediante el Acuerdo 7 del 17 de febrero de 1958, Acta 12, el Consejo Académico de la Universidad Nacional aprobó el pénsum para la carrera de Estadística del Instituto de Estadística.

El profesor Luis Thorin Casas, con la colaboración de los profesores de matemáticas para las asignaturas de esta área y del profesor Gustavo Perry en lo relativo a la probabilidad, tenían entonces a su cargo no solo la formación de los futuros estadísticos administrativos, título que reconocía la Universidad para lo que fue el primer pénsum de la carrera, sino también los pocos cursos que se impartían en otras carreras, ya que en aquellas épocas cada facultad tenía su propio cuerpo de profesores.

Los objetivos de la carrera era fundamentalmente administrativos y la tecnología operacional rudimentaria, por lo que el énfasis se ponía en los métodos para calcular medidas, presentar datos y conocer procesos de organización del trabajo. Por ellos los cursos de dibujo, de redacción de informes, de contabilidad las teorías sobre administración de Taylor y Fayol, aparecen como hechos quizás estrambóticos hoy, pero muy importantes en aquellos años.

Con el fin de propender a un mayor desarrollo la Estadística y una mayor presencia en el ámbito nacional más allá de las fronteras de la Universidad, bajo el liderazgo de algunos profesores de la Sección se funda, antes de 1966, la Sociedad Colombiana de Estadística, Socesta. Posteriormente se creó la Asociación Colombiana de Estadística (ACE), el 29 de julio de 1966, según el acta de fundación, con personería jurídica reconocida por el Ministerio de Justicia según Resolución 0317 del 24 de noviembre del mismo año.

En 1968 aparece el primer número de la Revista Colombiana de Estadística, bajo la dirección de los profesores Germán Ardila y César García Triana, con un comité de radacción conformado por los profesores Luis Thorin, Manuel Rincón, Lilia Cortés y Luis H. Rodríguez.

A finales de 1968 el profesor Germán Ardila Cuéllar asume la jefatura de la Sección de Estadística con la coordinación del profesor Enrique León Querúz. En 1969 se realiza el primer gran cambio en el pénsum, liderado por el profesor Ardila. El cambio fue radical y una de sus mayores novedades fue la aparición de una estructura de asignaturas: básicas generales, básicas especiales, profesionales y líneas de electivas.

Además gracias a su gestión se estableció el Magister en Estadística, que al igual que la carrera tenía un requisito para el grado, adicional al trabajo de grado a la tesis, que consistía en la realización de una práctica empresarial de seis meses.

Germán Ardila, presentó por primera vez la idea de la creación de un Departamento de Estadística (1969), mediante un documento de discusión para un grupo de profesores de estadística y algunos de matemáticas, basado en visión filosófica de las diferencias epistemológicas entre las Matemáticas y la Estadística y en ciertas razones administrativas.

En noviembre de este mismo año la profesora Clara Rodríguez de Takahashi, primer mujer en recibir el título de matemática en el país y vinculada al mundo académico de la Estadística mediante sus magníficos cursos de cálculo de probabilidades, presentó formalmente al jefe de la Sección de Estadística de entonces un proyecto para la creación del Departamento de Estadística, con su correspondiente justificación académico-administrativa y su estructura basada en las secciones de Socio-estadística, Bioestadística, Estadística General, Laboratorio y Computación, así como un plan de formación del personal docente. 

La década del ochenta se inicia con la presentación por tercera vez, en agosto de 1980, de una propuesta de creación de un Departamento de Estadística. Fue elaborada por los profesores Francisco Parra y Aggusto Pérez, agrónomo con un posgrado en muestreo agrícola de la Universidad de Chapingo en México y vinculado a la Sección de Estadística. La propuesta no encuentra un ambiente propicio en el Departamento, por lo que tampoco llega a instancias superiores de la Universidad.

En el año 1990 se lleva a cabo el Primer Simposio de Estadística de la Universidad Nacional de Colombia, que tiene como tema central la regresión. El Simposio de Estadística se ha constituido en lo últimos 14 años en el evento central de proyección del trabajo estadístico de la comunicada académica nacional, encabezada por el profesorado de la Universidad Nacional de Colombia y con proyección internacional, no sólo por los conferencistas y cursillistas invitados, sino por la participación de interesados de otros países de Suramérica.

Gracias al trabajo del profesor Jimmy Corzo, en 1998 se crea y se aprueba el plan de estudios y las áreas de investigación del doctorado en Ciencias-Estadística, en la Facultad de Ciencias.

En el Acuerdo 025, Acta 22 de diciembre 17 de 2001, por medio del cual el Consejo Superior de la Universidad oficializó la nueva estructura de la Facultad, y que en el artículo 10 reconoce el Departamento de Estadística como una de sus Unidades Básicas de Gestión Administrativa (UBGA).

Con fecha 31 de mayo de 2002, la Decanatura de la Facultad de Ciencias, Sede Bogotá, emite la Resolución 422: "Por lo cual se nombra director de la Unidad Básica de Gestión Administrativa-Departamento de Estadística de la Facultad de Ciencias, de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Bogotá". El nombramiento recae en el profesor Luis Alberto López, quien con un grupo de 34 profesores, siete de ellos doctores, cuatro candidatos a doctorado y doce con título de magíster, emprende la tarea de continuar la labor estadística, ahora bajo una identidad propia.

El fortalecimiento de las publicaciones, en especial la Revista Colombiana de Estadística ya indexada en la categoría C de Colciencias y en el Current Index to Statistics, así como la amplación bibliográfica y la suscripción a revistas nacionales e internacionales en línea y en método magnético, son logros alcanzados y en desarrollo, que antes eran más difíciles de conseguir.

La dinámica y proyección de la carrera en la Sede Bogotá fue uno de los alicientes para que un grupo de profesores de la Sede Medellín proyectaran y llevaran a feliz término la creación, a partir de 1999, de la Escuela de Estadística en tal Sede, que maneja programas propios de pregrado y posgrado en la disciplina.

Departamento de Farmacia

El médico Andrés Bermúdez logró alta credibilidad en la Facultad de Medicina dirigiendo estudios en el ámbito farmacéutico y participando en la cátedra de anatomía. Sobre esta base inició un movimiento en dicha Facultad para crear una Escuela de Farmacia como espacio de estudios que preparase a quienes habrían de ejercer la profesión farmacéutica, lo cual se vio favorecido por la legislación nacional, pues la Ley 82 de 1914 obliga a los farmacéuticos a cursar estudios universitarios en la Facultad de Medicina.

Esto creó las condiciones de atención dentro de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia para quienes deseaban ser farmacéuticos según el mandato legal, que dio lugar primero a la organización de un programa de estudios como tal para Farmacia mediante la Ley 15 de enero 31 de 1925, que creó los estudios de farmacia y luego para establecer la Escuela de Farmacia en la Facultad ya nombrada, por virtud de la Ley 11 de 1927 (13 de septiembre), autorizándola a preparar farmacéuticos en el país.

Por Decreto 1800 de 1934 (14 de septiembre), suscrito por el presidente Alfonso López Pumarejo, se aprobó el Acuerdo 10 (3 de agosto) del Consejo Directivo de la Facultad Nacional de Medicina, que estableció pautas sobre las cuales se desarrollaría la Escuela y posterior Facultad de Farmacia.

El Congreso sancionó la Ley 44 de 1935, que reconoció a la Escuela como "Facultad de Farmacología y Farmacia" y estableció que a partir de su vigencia, solamente esta y las Facultades oficiales establecidas o que se establezcan podrán expedir títulos de idoneidad para ejercer la profesión de Farmacéutico en el territorio nacional.

En la Universidad Nacional en 1956 se llevó a cabo un proceso de integración de Facultades, producto de una serie de recomendaciones de origen norteamericano para el desarrollo de la educación superior en Latinoamérica. Esta integración buscaba consolidar la organización universitaria alrededor de la unidad básica de departamentos, promover un desarrollo coordinado por una dependencia de planeación y establecer facultades de ciencias que prestasen servicios docentes a los diversos programa académicos.

El rector que lideró este proceso en la Universidad Nacional fue Félix Patiño. Son diversas las lecturas de quienes vivieron el paso de la Facultad de Farmacia de la Uniersidad Nacional a la actual Facultad de Ciencias como su Departamento de Farmacia en 1965. 

Departamento de Física

El estudio de la historia de la física en Colombia debe iniciarse con la fundación de la Universidad Nacional de Colombia en 1867 (Restrepo, E., 1870; 13), más exactamente en su Escuela de Ingeniería, no porque fuese la única institución en la que se estudiara la física, sino porque en ella los estudios de la matemática y de la física constituían componentes importantes del pénsum de la carrera de Ingeniería Civil. Además, el principal interés por la física germinó en la que es hoy la Facultad de Ingeniería.

No existía aún en el país una comunidad de físicos, ni una conciencia de la física como disciplina; no obstante, a partir de mediados del siglo pasado confluyeron en la Ciudad Universitaria de Bogotá personas de diversas profesiones interesadas en la física y en su desarrollo. Estas personas, concibieron la idea de fundar la Sociedad Colombiana de Física, proyecto que concretaron el 28 de agosto de 1955.

Al año siguiente, el recién creado Fondo Universitario Nacional, adscrito al Ministerio de Educación, organizó en la Base Naval de Cartagena el "Primer seminario colombiano sobre la enseñanza de la física en el nivel universitario".

Como resultado del seminario, el grupo de profesores de la Universidad Nacional de Colombia interesados en la física y liderado por los profesores de la Facultad de Ingeniería, inicio la elaboración de un proyecto de creación de un departamento de física adscrito a la Facultad de Ingeniería. El proyecto, apoyado por las directivas de dicha facultad, fue presentado al rector doctor Mario Laserna, quién acogió la iniciativa y la sometió a consideración de los órganos de gobierno de la Universidad para su discusión y aprobación.

Así, finalmente, el Consejo Académico creó, en noviembre de 1959, el Departamento de Física dentro de la Facultad de Ingeniería. El primer director del Departamento fue el profesor Guillermo Castillo Torres, ingeniero civil de la Universidad Nacional, con título de maestría en física obtenido en la Universidad de Illinois. Años después el profesor Castillo fue el primer director del posgrado de Física en Bogotá.

En sus comienzos el Departamento de Física debió atender, además de tareas de enseñanza de la física en la Universidad y de la organización y dotación de los laboratorios de física general, la elaboración de una propuesta de creación de la carrera de Física de conformidad con sus propios objetivos.

A finales de 1961 el Consejo Académico autorizó a la Facultad de Ingeniería para ofrecer la carrera de Física; en febrero del año siguiente iniciaron clases cerca de 50 estudiantes. Más tarde, mediante el acuerdo 80 del 6 de noviembre de 1962, el Consejo Académico aprobó el primer plan de estudios. Fue el paso inicial para la formación de físicos, no sólo en la Universidad Nacional, sino en el país.

En 1965 el Departamento de Física pasó de la Facultad de Ingeniería a la recién creada Facultad de Ciencias, y fue organizado, con fines operativos para las tareas docentes, en tres secciones: física general, física teórica y física experimental. Aunque el programa de maestría en física tuvo vida legal sólo a partir de 1971, el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias autorizó al Departamento para que a partir del segundo semestre de 1969 organizara cursos de posgrado bajo la responsabilidad de una junta de posgrado. Simultáneamente, el Consejo Superior Universitario creó para el Departamento la Sección de Física avanzada, encargada de programar, supervisar y actualizar estos cursos.

El actual plan de estudios responde básicamente al aprobado en 1190, con los ajustes y modificaciones propios de un seguimiento riguroso del comité asesor. Hoy, en los inicios del siglo XXI, vemos con satisfacción cómo, gracias a la formación de los egresados de pregrado y posgrado, el Departamento de Física ha hecho y hace presencia en la vida nacional en los sectores público y privado, en cargos de dirección universitaria y en actividades que van desde la docencia y la investigación hasta la gerencia de empresas e institutos distritales.

Sin duda, podemos afirmar que el Departamento de Física fue la semilla de la cual nació la física como disciplina del país. Este papel por sí mismo justifica su existencia, muestra que ha cumplido los objetivos que impulsaron su creación, y le asegura un puesto de privilegio dentro de la historia de la ciencia en Colombia.

Departamento de Geociencias

El auge de la industria del petróleo y la demanda de geólogos para laborar en el país sustentan la necesidad de crear una escuela de geología, ya que la mayoría de geólogos provienen del exterior. Para inicios de la segunda mitad del siglo XX surge la primera escuela de Geología en el país en el seno de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, bajo el impulso del padre Jesús Emilio Ramírez y bajo la iniciativa del Instituto Colombiano de Petróleos (ente privado), para suplir la demanda de geólogos.

La carrera de Geología es creada en 1956 bajo el nombre de Especialización en Geología y Geofísica, adscrita a la antigua Facultad de Ciencias. El título otorgado era licenciado en ciencias geológicas y geofísicas. El éxito del ofrecimiento de la nueva carrera fue grande ya que se empezó con más de 50 estudiantes. La primera sede de la carrera de Geología se ubicó en el actual edificio del Instituto de Ensayos de Materiales.

El Departamento de Geología fue creado dentro de los planes de integración de la Universidad Nacional de Colombia iniciados en el año 1965, cuando se crea la nueva Facultad de Ciencias. El edificio de la actual Facultad de Ciencias es el sitio en donde desde ese entonces tiene su asiento la parte administrativa y académica del Departamento de Geología.

Desde 1965 las directivas de la Universidad dan inicio a un agresivo plan de especialización del personal docente, con el fin que sus docentes obtengan grados de maestría y de doctorado. La principal escuela que ha tenido gran influencia en la formación académica de los docentes del Departamento es la alemana.

A partir de 1974 el Departamento de Geología se reorganiza bajo la denominación de Departamento de Geociencias, ampliando su espectro a las "ciencias de la Tierra". 

El plan de estudios de la carrera de Geología ha sufrido varios cambios a lo largo del tiempo. Algunos han obedecido a modernizaciones propias del avance del conocimiento, otros a iniciativas particulares o a directrices de la Universidad. Inicialmente el pénsum de la carrera de Geología contemplaban un periodo de cuatro años con el título de Licenciatura de Geología. Posteriormente abarcó cinco años y concedía el título d geólogo-geofísico. A partir de 1964, los profesionales de la carrera obtienen el título de geólogo.

La maestría en Ciencias-Geología fue aprobada según el Acuerdo 3, Acta 2 del 17 de marzo de 2000 del Consejo Académico. Sus impulsores fueron los profesores Jaime Mendoza, Manuel Moreno, Gustavo Sarmiento y Javier Guerrero.

Departamento de Matemáticas

La llegada del profesor Carlo Federici a la Facultad de Ciencias en 1948, significó un cambio definitivo para el desarrollo de la matemática en nuestro país. Profesores y alumnos de la Facultad de Ingeniería se interesaron por los temas novedosos del profesor Federici, como los famosos postulados de Peano o el cálculo proposicional. Apenas tres años después Federici y sus alumnos de la Facultad de Ciencias consiguieron fundar la carrera de Matemáticas como una especialización en Matemáticas Superiores con lo que se podía obtener el título de licenciado en ciencias matemáticas. Al año siguiente la carrera se convirtió en una carrera profesional de cinco años a la cual podían acceder estudiantes con título de bachiller.

En 1955 se dio otro paso importante para la profesionalización de las matemáticas en Colombia; Federici, Horváth, los profesores de matemáticas de Ingeniería y los alumnos de matemáticas, en casa de don Julio Carrizosa, fundaron la Sociedad Colombiana de Matemáticas. 

En 1955 queda reglamentado en el Acuerdo 157 el Departamento de Matemáticas y Estadística, este nuevo Departamento además de la carrera de matemáticas toma todos los cursos de matemáticas y estadística que se dictaban en la Universidad.

En 1958 el Decreto Legislativo 0136 del 30 de abril, por el cual se expide un nuevo estatuto orgánico de la Universidad Nacional convierte al Departamento de Matemáticas y Estadística en Facultad. El Acuerdo 57 de 1961 del Consejo Académico dividió la Facultad en cinco secciones: Matemáticas Puras, encargada de los cursos de la carrera de matemáticas; Estadística, "que comprende el Instituto de este nombre y la Facultad de Sociología"; Matemáticas Aplicadas I, encargada de los cursos de matemáticas para Ingeniería, Química, Ingeniería Química, Geología y Economía; Matemáticas Aplicadas II, encargada de los cursos de matemáticas para Agronomía, Arquitectura, Farmacia y Veterinaria, y Matemáticas Aplicadas III, encargada de los curso de matemáticas para Medicina y Sociología. 

La facultad subsistió hasta 1965, año en que se creó la actual Facultad de Ciencias y con ella el Departamento de Matemáticas y Estadística. Esta, a su vez, existió hasta comienzos de 2002, cuando se crearon dos departamentos independientes: de Matemáticas y Estadística. 

La tarea del Departamento se ha visto reflejada en las distinciones que han recibido sus profesores o egresados. El profesor Federici, fundador de la carrera y maestro por excelencia, que ha dedicado su vida a "bajar del pedestal en la que la tenían los ingenieros a las matemáticas para que fueran accesibles a todos", ha recibido numerosos homenajes nacionales e internacionales por su incansable labor pedagógica en todos los niveles de la educación.

Todos los premios Nacionales de Matemáticas han sido otorgados a profesores o egresados de nuestra institución: Yu Takeuchi, Guillermo Restrepo, Alonso Takahashi, Jairo Charris y Carlos Ruíz. Igualmente han recibido el Premio a la Vida y Obra de un Científico otorgado por la Academia Colombiana de Ciencias varios de ellos. El premio a Jóvenes Investigadores de la Academia ha sido concedido a los profesores Félix Soriano y Andrés Villaveces. Las becas Mazda han sido otorgadas a varios de nuestros estudiantes.