Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

HISTORIA

En 1946, siendo rector Gerardo Molina, fue creada una Facultad de Ciencias en la Universidad Nacional cuyo objetivo era el de estimular el estudio de algunas disciplinas básicas; el catálogo de programas de 1947 nos ofrecía, matemáticas generales, física general, astrofísica, geodesia, filosofía de las ciencias, fisiología humana, botánica sistemática, físico química, geología, historia general del Derecho, prospección geofísica, química orgánica y radioactividad. Cada programa estaba a cargo de un especialista en la materia. El curso de matemáticas estaba a cargo del profesor Henry Yerly, un suizo especializado en matemáticas y que trabajaba en uno de los colegios más importantes en la Bogotá de la época, el Gimnasio Moderno.

La Facultad tuvo como primer decano, a uno de los mas fervientes impulsadores de la idea de formar científicos en Colombia, el ingeniero Julio Carrizosa Valenzuela. Fue, además, rector de la Universidad y primer presidente de la Sociedad Colombiana de Matemáticas. Carrizosa Valenzuela era consciente que los estudios de matemáticas en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional, donde estudió y se graduó, se limitaban a los cursos necesarios para la preparación de ingenieros, y estaban bastante lejos de lo que hoy llamamos matemáticas modernas. Así que desde los altos cargos que tuvo, entre ellos el de Ministro de Educación, se empeñó en sembrar la semilla para el desarrollo de las matemáticas en Colombia.

Esta Facultad no tuvo el éxito esperado y desapareció en 1956; según uno de los estudiantes de la época, el matemático José Ignacio Nieto, la facultad era aeroforme por no decir gaseosa. El único programa que funcionó fue el de matemáticas, gracias a los esfuerzos del profesor Carlo Federici, un italiano llegado al país en 1948, para fortalecer los estudios de matemáticas en la Facultad. Federici contó con el entusiasmo de sus primeros alumnos, Pablo Casas Santofimio, Luciano Mora, y Germán Zabala entre otros. Así nacía el actual Departamento de Matemáticas y Estadística de la Universidad Nacional, por medio del Acuerdo Número 19 del 29 de febrero de 1956, del Consejo Académico y del Acuerdo Número 20 del 6 de marzo de 1956, del Consejo Directivo de la Universidad Nacional.

 Estos acuerdos suprimieron la Facultad, crearon el Departamento y a él pasaron los equipos, el presupuesto y el personal administrativo de aquella, con excepción de lo concerniente a la especialidad en geología y geofísica que pasó a la Facultad de Ingeniería.

 El Departamento quedó conformado por todos los profesores que enseñaban matemáticas en la universidad, la mayoría de ellos de ingeniería y por tanto le correspondía administrar las cátedras de matemáticas que se ofrecían en las distintas facultades de la Universidad y continuar con el plan de estudios en la especialidad de Matemáticas Superiores que había sido creada en 1951, y venía desarrollándose en la Facultad de Ciencias. Fue nombrado el doctor Carlo Federici Casa como primer Director del Departamento. Sin embargo no fue fácil abrirse un espacio en la Universidad, como muy bien nos lo describe Alberto Campos en su historia del Departamento, Federici y Pablo Casas tuvieron que "dar un asalto con zapapica y martillo" a las oficinas que les habían asignado en el edificio de ensayo de materiales y que estaban siendo utilizadas por los psicólogos quienes no las querían ceder.

 Para los ingenieros fue difícil, según los testimonios que he obtenido de los protagonistas de la época, el dejar de pertenecer a la Facultad de Matemáticas e Ingeniería para pertenecer solamente a la de Ingeniería; durante un siglo la matemática había sido de su incumbencia, y en los años cincuentas dejaría de ser la niña consentida para entrar en una rebelde adolescencia,que hoy está comenzando su madurez.

 En 1948 se creó la Universidad de los Andes en Bogotá, y en el espíritu de sus fundadores estaba el de modernizar la enseñanza de la matemática en la universidad. Para ello se contrató al matemático húngaro Juan Horvath, recién doctorado en París. Horvath, desde su llegada en 1951, se vinculó a la Universidad Nacional donde encontró un ambiente propicio para hacer seminarios especializados en matemática moderna; sus primeros interlocutores fueron ingenieros profesores de matemáticas y naturalmente el profesor Federici. Luego lo serían los primeros estudiantes de la carrera de matemáticas. Aunque Horvath abandonó el país en 1957, para radicarse definitivamente en los Estados Unidos como profesor de la Universidad de Maryland, dejó profunda huella en la incipiente comunidad matemática de la época.

Gracias a Horvath visitaron al país, dictando conferencias y cursillos, tanto en la Nacional como en los Andes, destacados matemáticos como Laurent y Marie Schwartz, Jean Dieudonne, y Marc Krassner. Sin embargo, uno de sus mayores aportes fue la creación, en 1952, de la Revista de Matemáticas Elementales, primera revista especializada en matemáticas en el país. Horvath, con ella, quería abrir un medio para fomentar el estudio de las matemáticas entre los jóvenes bachilleres, y un medio de comunicarnos con el "mundo exterior". Con ella abrió un espacio propio a las inquietudes matemáticas de los colombianos. La revista, bajo su cuidadosa edición, fue publicada conjuntamente por la Universidad Nacional y la Universidad de los Andes hasta 1956, año en que Horvath decide marcharse del país.

 Esta Revista de Matemáticas Elementales es revivida en 1960, por la Facultad de Matemáticas de la Universidad Nacional, nombre y estructura administrativa que había tomado el Departamento de Matemáticas y Estadística en 1957 y que mantendría hasta 1965 año en que se crea la nueva Facultad de Ciencias. La revista cambió su nombre en 1967 por el de Revista Colombiana de Matemáticas y es hoy la única revista de carácter exclusivamente investigativo que se publica en Colombia. Se publica conjuntamente por la Sociedad Colombiana de Matemáticas, fundada en 1955, y la Universidad Nacional.

La nueva Facultad de Ciencias fue creada mediante el Acuerdo 47 de 1964, del Consejo Superior y fijó su estructura orgánica por medio del Acuerdo 61 de marzo de 1965. Esta Facultad fue integrada por seis Departamentos: Biología, Farmacia, Física, Geología, Matemáticas y Estadística, Química, el Observatorio Astronómico y el Instituto de Ciencias Naturales. Actualmente administra 7 carreras y varios programas de posgrado, incluyendo los doctorados en matemáticas, física y química pioneros de los doctorados en el país. Además, desarrolla numerosos programas de docencia, investigación, asesoría, y extensión universitaria, siendo lider en muchos de éstos en el país.

 El Departamento desarrolla actualmente numerosas actividades en docencia, investigación, extensión y asesoría. Administra dos carreras, las de matemáticas y de estadística, un programa de magister en matemáticas y otro en estadística, varios programas de especialización en diferentes regiones del país y un programa de doctorado recientemente implantado.

 Por lo anterior es uno de los más grandes de la Universidad, y del país, tiene 126 profesores, la mayoría de ellos con posgrado, dedicados a las más diversas labores académicas y administrativas dentro y fuera de la Universidad. El alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, por ejemplo, es uno de ellos.

 En este departamento se formaron los primeros matemáticos colombianos que han sido la semilla de las hoy numerosas carreras de matemáticas o de licenciatura en matemáticas en las diferentes regiones de Colombia.

El Departamento publica cuatro revistas especializadas: además de la Revista Colombiana de Matemáticas, el Boletín de Matemáticas, de carácter divulgativo y nivel universitario, Notas de Matemáticas para la enseñanza de la matemática a nivel primario y secundario y la Revista Colombiana de Estadística; éstas recogen en sus páginas la producción matemática no solo de los profesores del Departamento sino de los matemáticos colombianos en general. Además, el canje con ellas le ha permitido tener una de las mejores hemerotecas especializadas del país.